Los mejores ejemplos de esquemas - Tesis y Masters Argentina Los mejores ejemplos de esquemas - Tesis y Masters Argentina

Tesis y Masters Argentina

Los mejores ejemplos de esquemas

¿Estás buscando los mejores ejemplos de esquemas? En este artículo vamos a contarte los diferentes tipos de esquemas que podés utilizar y todo lo que necesitás saber acerca de esta técnica de estudio.

En primer lugar, cuando llega el período de exámenes finales, los alumnos hacen lo imposible para poder rendir todas las materias. Una de las herramientas que ayuda a estudiar de manera más eficiente es la confección de esquemas. En este post te contaremos qué es un esquema, qué tipos existen y cómo hacerlos. Además, te los mostraremos con ejemplos para que puedas comprenderlos mejor.

¿Qué es un esquema?

Los mejores ejemplos de esquemas

La RAE proporciona dos definiciones pertinentes:

1)  “Representación gráfica o simbólica de cosas materiales o inmateriales”.

2)  “Resumen de un escrito, discurso, teoría, etc., atendiendo solo a sus líneas o caracteres más significativos. Ha hecho un esquema de su conferencia”.

Ambas definiciones son operativas para comprender lo que un esquema significa y para conocer la utilidad y las ventajas que aporta a la hora de adquirir conocimientos.

Hacer un esquema es plasmar de una manera gráfica los conceptos o ideas principales y representativas de un texto. Un esquema se organiza de modo jerárquico, puesto que se eligen palabras claves e ideas secundarias y terciarias.

Por otro lado, los esquemas sirven para resumir y explicar conceptos. Cuentan con la ventaja de aportar información de manera visual activando, de esta manera, la memoria visual. Otro punto a favor es que, mientras se los realiza, el estudiante ya comienza a aprehender los conceptos.

Pasos para hacer un buen esquema

Cabe destacar, que todo el proceso de confección de un esquema resulta favorable al aprendizaje. Veamos en qué consiste ese proceso y cómo confeccionar esquemas de estudio:

  1. Lee el texto completo. Si contás con tiempo, leelo primero sin subrayar nada. Luego, resaltando los aspectos más importantes. Y, finalmente, haciendo anotaciones al margen o colocando post-it en las hojas.
  2. Elegí si vas a hacerlo manual o de manera digital. La ventaja de hacerlo de la primera forma es que está comprobado que con el movimiento de la mano ya se comienza el proceso de memorización.
  3. Anotá las palabras claves. Estas son las palabras que condensan la idea principal del texto. No pueden ser muchas. Para reconocerlas, podés preguntarte: ¿de qué trata el texto? Si tuviera que contarle a otra persona el tema principal, ¿qué le diría? Luego de escribirlas, seleccioná las ideas secundarias y terciarias. Deben ser palabras o frases muy cortas.
  4. Elegí el tipo de esquema que mejor se adapte a tus necesidades. Pensá cuál de todos te resulta más armónico visualmente. Asimismo, prestá atención a las relaciones jerárquicas entre las ideas para respetar la lógica de razonamiento.
  5. Corroborá su funcionalidad. Podés volver a revisar el texto para chequear que no falta ningún concepto fundamental.
  6. Una opción útil para fomentar la memoria visual, es colocar el esquema en lugares accesibles a tu vista.

¿Qué tipos de esquemas existen?

Los mejores ejemplos de esquemas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1) Esquema de llaves. Dentro de los mejores ejemplos de esquemas, se encuentra el de llaves. Este se confecciona mediante el uso de llaves {} o corchetes []. Estos signos gráficos separan e indican la relación entre las palabras claves. De esta manera, se irá armando el esquema respetando las relaciones de jerarquía. A este esquema se lo suele denominar, también, cuadro sinóptico.

2)  Esquema de flechas. Es similar al anterior pero, en este caso, el signo gráfico son las flechas. Este esquema es útil por el sentido que mantienen las flechas. Con ellas, la mirada se conduce según el razonamiento lógico pretendido, debido a que las flechas implican una relación de continuidad. 

3)  Esquema de desarrollo. Lo característico de este esquema es que la idea central se coloca al inicio de la página y las ideas subsiguientes se van desglosando y escribiendo hacia abajo. 

4)  Esquema radial. La idea principal se ubica en el centro del esquema. Las ideas sucesivas se van colocando en radios de cada vez mayor distancia, según la relevancia de cada concepto. Además, las palabras se colocan dentro de círculos que ayudan visualmente a retener las ideas.

5)  Mapa conceptual. Se ubica la idea esencial al principio y al centro de la hoja. Desde allí y hacia abajo, se van colocando los conceptos de mayor a menor jerarquía. A medida que desciende, el esquema presenta ideas más concretas.

6)  Diagrama de flujo. Este esquema pretende representar un proceso de pensamiento. Se pueden incluir símbolos. Se usa en los ámbitos tecnológicos puesto que suele consistir en una guía de pasos que concluye con una resolución.

Fuentes consultadas:

https://www.crehana.com/ar/blog/negocios/que-es-un-esquema/

https://dle.rae.es/

¿Necesitás ayuda?

Si estás buscando los mejores ejemplos de esquemas para implementar a tus técnicas de estudio,  esperamos que este post te haya sido de mucha ayuda. Sabemos que una buena organización del material de estudio es esencial cuando se preparan muchas materias a la vez. De esta manera, hacer buenos resúmenes y esquemas conceptuales resulta provechoso para agilizar los tiempos.

Desde Tesis y Másters, hemos creado un servicio de asesoramiento al estudiante. Nos contás cuáles son tus dificultades y nosotros te asignamos un profesional especialista en tu disciplina. Él estará disponible para lo que vos necesites y se ajustará completamente a tus tiempos.

Por último, ofrecemos un servicio confidencial y seguro. Contamos con Turnitin, la mejor plataforma detectora de plagio, de esta manera, tu trabajo será 100% original.

Tu presupuesto

Si te quedaste con dudas, completá el formulario y te responderemos a la brevedad. ¡Obtené tu presupuesto gratis!

Contactanos y recibí la mejor asesoría

    Abrir chat