Tesis y Másters Argentina

Psicología cognitiva

¿En qué consiste la psicología cognitiva?

Ya sea que estés buscando psicólogo, un tema para tu tesis o que estés eligiendo una especialidad, te contamos qué es la psicología cognitiva. Así que, si querés saber más acerca de una de las corrientes psicológicas que dominan la investigación hoy en día, ¡seguí leyendo!

¿A qué se dedica la psicología cognitiva?

Algunos dicen que somos lo que hacemos. Por eso es que, entre otras cosas, la psicología cognitiva puede definirse por sus métodos, objetivos y objetos de estudio.

La psicología cognitiva busca estudiar los procesos mentales. Esto es, aquello que ocurre dentro de nuestra mente en relación, o no, con un contexto. 

En particular, se preocupa por dilucidar cómo es que recaudamos e interpretamos la información que recibimos a través de los estímulos producidos en nuestro entorno.

Los procesos, por ejemplo, de percepción, extracción de inferencias y planificación, pueden considerarse dentro del marco de lo que es la cognición. De estos, es decir, de la acción de conocer, saca su nombre esta corriente psicológica.

De este objeto de estudio se derivan los objetivos de la psicología cognitiva. Por un lado, indagar en el funcionamiento de la mente humana. Por el otro, superar las limitaciones presentadas por otras corrientes de la psicología. Con este fin, la psicología cognitiva estudia los procesos mentales más allá de lo que pueda observarse directamente de ellos.

Lo esencial es invisible a los ojos, ¿no?




Ciertamente, parece algo imposible. Después de todo, solo podemos imaginarnos la mente y sus procesos internos. 

Además, mente y cerebro no son exactamente lo mismo. Por ejemplo, si abrieras un cráneo para ver cómo funciona la mente (por favor, no lo hagas) verías únicamente una masa informe y gelatinosa. Poco podrá decirte acerca de las ideas que se generan ahí, de cómo controla todo un cuerpo, o del flujo de pensamientos que la recorre. Si lo hiciera, te ofrezco mis respetos.

Otra opción sería recurrir a los recursos de la tecnología más moderna. Sin embargo, rastrear el funcionamiento de la mente se traduce en mapeos cerebrales; fotos de qué áreas del cerebro se activan en cierto momento. Incluso si estos diagramas y fotos de zonas luminosas te dijeran lo que quieres saber, estos métodos no dejan de ser caros. Lo suficiente, al menos, como para no estar al alcance de cualquier bolsillo.

La psicología cognitiva resuelve ambas cuestiones de la manera más simple: con la imaginación.

Claro que no nos referimos a divagar, o a realizar suposiciones infundadas. Desde la psicología cognitiva se proponen supuestos bien justificados acerca de cómo se producen los distintos procesos mentales. Estos supuestos deben ser consistentes, susceptibles de ser puestos a prueba con experimentos y estudios.

Se asume que, con cada supuesto comprobado o dejado de lado, el conocimiento que se tiene de la mente irá volviéndose más profundo y preciso.

Campos de aplicación de la psicología cognitiva

Campos de aplicación de la psicología cognitiva

La psicología cognitiva no se utiliza solo para postular modelos teóricos sobre la mente. Es decir, en el área de investigación. Esta corriente también puede aplicarse en la terapia.

En este campo, la psicología cognitiva sirve para tratar a pacientes con patologías como con trastornos cognitivos.

Son patologías cognitivas las lesiones cerebrales y los trastornos degenerativos del cerebro. Estas son tratadas, desde esta corriente psicológica, a partir de los procesos de aprendizaje, memorización y percepción. 

Por otra parte, aunque no lo creas, tener pensamientos negativos de manera constante es considerado un trastorno cognitivo. Se lo trata desde la psicología cognitiva. Esta corriente psicológica también permite tratar la fobia, la ansiedad, e incluso, la depresión. 

¿Cómo surgió la psicología cognitiva?

Mencionamos que esta corriente psicológica busca superar las limitaciones que obstaculizaron que las demás corrientes profundizaran el estudio de la mente.

La psicología cognitiva plantea una crítica, especialmente, al conductismo, que solo trabajaba sobre las conductas observables.

El conductismo hipotetiza acerca del funcionamiento de la mente, tomando los vínculos entre estímulos y respuestas observables. La psicología cognitiva, por su parte, no se sirve de estas relaciones para figurar cómo la mente funciona.

Hacia los años 50 se propuso el redireccionamiento de la psicología hacia el estudio de la mente y sus procesos; en especial, de la cognición. Terminada esa década, la corriente cognitiva había ganado terreno. En 1960, por ejemplo, se fundó el Center for Cognitive Studies de Harvard.

El gran desarrollo que tuvo la tecnología en ese entonces influyó bastante en la progresiva adopción del modelo cognitivo. La mente humana pasó a ser comparada con el procesador de una computadora. La cognición y los demás modelos mentales se insertaron en este modelo informático: la información entra al sistema, es procesada, se almacena, luego se aplica.

Las películas con revoluciones de máquinas no son casualidad. Entre una máquina que piense como humanos y un humano cuya mente funciona como la de las máquinas no hay una distancia muy grande.

Psicología cognitiva en la actualidad: críticas y avances

Ojo por ojo y diente por diente. Así como la psicología cognitiva es una crítica al conductismo, esta segunda corriente psicológica ha criticado, a su vez, a la primera.

Según los psicólogos conductistas, los procesos mentales no pueden considerarse con independencia de los estímulos del entorno y las respuestas conductuales correspondientes.

Asimismo, se argumenta que, dado que se basan en supuestos imposibles de probar objetivamente, los resultados de las investigaciones cognitivistas nunca podrán considerarse del todo certeros.

De todas formas, la psicología cognitiva ha ido mutando desde sus orígenes. Esto se produjo, en parte, como una consecuencia lógica de su curso de acción. Mientras se postulen más y mejores hipótesis sobre el funcionamiento de la mente, la psicología cognitiva podrá ir afinando sus métodos.

Por otra parte, los avances en neurociencia y el progreso tecnológico habilitaron un conocimiento más profundo de los procesos cerebrales (no mentales). Esto posibilitó, junto con la experiencia, la realización de experimentos más complejos y precisos.

Asimismo, conductismo y cognitivismo se asociaron, supliendo cada corriente las carencias de la otra. Un ejemplo de esto es la terapia cognitiva-conductual, utilizada fundamentalmente para el tratamiento de trastornos del habla.

Un problema bien concreto

La psicología cognitiva es un campo atrapante, interesantísimo. Después de todo, busca explicar el funcionamiento de algo tan ignoto como es la mente. Sin embargo, presenta un problema en especial (y no nos referimos a las críticas que los conductistas puedan achacarle).

Dada su complejidad, la psicología cognitiva no es cosa de un día, de un rato. Necesita que se le dedique mucho tiempo para entender sus teorías, o para redactar un buen trabajo, incluya una investigación o no. Tiempo que, por esas vueltas de la vida, vos ya no tenés. Y, sin embargo, a veces cuesta admitir que el tiempo del que se dispone ya no alcanza para algo. 

Aunque suele ser medio inevitable, es difícil aceptarlo sin que quede un regustito amargo: renunciar por falta de tiempo se parece mucho a una derrota. Sobre todo, porque detrás del momento en el que se decide renunciar quedan horas y horas de estudio.

Si te encontrás en la encrucijada de decidir qué hacer con tu tesis de grado o tu máster sobre psicología cognitiva, podemos ayudarte. (También podemos hacerlo si una tesis inconclusa es lo que te llevó a buscar un psicólogo cognitivista en este post).

Te ayudamos con tu Tesis de Psicología

Somos Tesis y Másters, una compañía con más de 5 años de experiencia. Entre nuestros servicios encontrarás la redacción, corrección y asesoría de tesis y trabajos académicos. Nuestros redactores son especialistas en temas diversos, entre ellos el tuyo.

Ofrecemos trabajos de calidad y, sobre todo, originalidad: contamos con Turnitin, uno de los mejores detectores de plagio disponibles.

Contáctanos por WhatsApp 

Podés comunicarte directamente con uno de nuestros asesores por WhatsApp para despejar todas las dudas que tengas sobre nuestros servicios. Por este medio te garantizamos una respuesta más rápida.

También a través del formulario

Si preferís que nosotros te llamemos, solamente tenés que completar con tus datos el formulario que aparece a continuación. Agregá los detalles de lo que necesitás en los comentarios. Un asesor especializado en tu carrera se comunicará para brindarte información y cotizar un servicio que se ajuste a los requisitos de tu trabajo.






Cargar un archivo

El límite de tamaño de los archivos es de 20 MB.

Abrir chat
¿Necesitás ayuda?
Tesis y Másters Argentina
Hola 🤗 , recordá que si tenés problemas con la redacción de tus proyectos podemos ayudarte.