¿Cuáles son los elementos de una monografía?

¿Cuáles son los elementos de una Monografía?

Este post te será de gran utilidad para tu vida estudiantil, ya que te enseñamos los elementos de una monografía, uno de los trabajos académicos favoritos de los profesores de todas las carreras.

Para comenzar, debes saber que la Real Academia Española la define como la “descripción y tratado especial de determinada parte de una ciencia, o de algún asunto en particular”. Entonces puede versar sobre cualquier cuestión que enriquezca el conocimiento.

Existen tres  y ser tipos:

  • Compilación.
  • De investigación.
  • De análisis de experiencias, dependiendo si trata sobre un nuevo tema, meramente bibliografía, o prácticas vividas.

Conociendo cada elemento de una Monografía

Conociendo los elementos de una monografía

 

De manera sencilla, te contamos que este tipo de redacción informativa posee componentes característicos que no pueden faltar, siendo ellos: la portada, la introducción, el índice, el desarrollo, la conclusión y la bibliografía. La mencionada estructura es obligatoria y, por lo tanto, deberás cumplir con ella en tu proyecto. Es así como a continuación, te explicamos en qué consiste cada apartado.

A continuación iremos presentándote cada elemento de una monografía.

Elementos de la primer etapa de una Monografía

Portada: vislumbra el contenido del trabajo, produciendo una aproximación al tema escogido. De acuerdo con los requisitos formales de la institución en la cual la presentes, contendrá (en el orden que se te solicite): la aclaración de la clase de escrito del que se trata (monografía); los datos del creador y de la Universidad o Instituto; el título; la carrera; la disciplina; y la ubicación espacial y temporal de la entrega.

Agradecimientos: opcionalmente puedes agregarlos para darle las gracias a aquellas personas que hayan contribuido a que produzcas la obra.

Índice: dispone la estructura de lo redactado. Todo ello, a través de un listado de las secciones, con la identificación de la página donde se encuentra cada una. Asimismo, es necesario destacar la importancia de que lo realices al finalizar el trabajo, ya que debe incluir la ubicación de todos los subtítulos colocados para facilitar su búsqueda.

Introducción: brinda respuesta a la pregunta de ¿qué se ha elegido investigar?, revelando el tópico de una manera que sea atractiva para aquel que la lea, al igual que el alcance del estudio para que sepa desde el comienzo los límites del texto.

Es aquí donde debes presentar el problema, su trascendencia, los métodos utilizados para su escrutinio, y los objetivos específicos y particulares, en el caso de que los haya. Esto se logra dando indicativos, pero sin ahondar excesivamente en la cuestión. Incluso, a modo de guía puedes nombrar sintéticamente los apartados de la obra y determinados escritores citados en el cuerpo informativo.

Es primordial recordar que debes escribirla al culminar, puesto que tiene que incluir el/los fines del proyecto. Luego de que hayas realizado el análisis informativo, interpretado los resultados y establecido las conclusiones pertinentes.

Elementos de la segunda etapa de una Monografía

¿Cuáles son los elementos de una monografía?

 

El desarrollo de todo el contenido o cuerpo investigativo: donde se explica pormenorizadamente el asunto escogido, los objetivos y los métodos usados, con un orden determinado a través de los subtemas.

Así es que se comienza con lo general y se sigue progresivamente a lo particular, y que cada subtítulo debe estar vinculado con la cuestión principal. De igual manera, en el caso de que existan imágenes relevantes para la materia, aquí es donde se emplazan. También es necesario aclararte que las fuentes tienen que ser citadas para poder diferenciar las opiniones del escritor de las ideas de los autores o pensadores.

Tercer y última etapa de una monografía

Conclusión: se trata del final donde no debes incluir nueva información. Sino que tienes que revisar resumidamente lo sostenido al esbozar el problema y exponer los resultados obtenidos y las reflexiones arribadas. Lo debes hacer de manera coherente y asociándolas por su relevancia. Incluso, puedes brindar objetivamente propuestas y posibles soluciones.

Notas: opcionalmente tienes la posibilidad de colocar referencias de manera independiente del texto si no lo hiciste al pie de la página. Estas son las alusiones a otros autores o textos y comentarios.

Bibliografía: en este apartado se debe detallar todas las fuentes documentales consultadas y recopiladas. Se realiza colocándolas una debajo de la otra, señalando los datos del autor; el año de publicación; el título; la editorial; y la ubicación geográfica de la creación.
Generalmente las partes solicitadas en una monografía son las explicadas, pero de todas formas siempre te debes guiar por el reglamento que te brinde tu institución educativa. En el caso de que también te soliciten una hoja de aprobación y un resumen o abstract que sintetice la escritura, los debes colocar al principio.

Ahora que ya conoces sus elementos, acordate de comenzar escogiendo un tema e identificando un problema, recopilando documentación y creando el marco teórico.

¿Necesitas que te ayudemos a redactar tu monografía?

En Tesis y Másters contenidos contamos con profesionales altamente cualificados, siendo la empresa líder del sector formativo. Nos caracterizamos por nuestra atención personalizada, confidencial, y por ofrecer material 100% original y de la más alta calidad.
Todas nuestras redacciones se entregan con análisis antiplagio de Turnitin para asegurarte un trabajo único y personalizado.
No dudes en contactarnos, pedí tu presupuesto hoy.

Formulario
País de procedencia
Fuente de Posible cliente
Nombre*
Email*
Teléfono*
Tipo de Proyecto
¿Cómo podemos ayudarte?
Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, el tratamiento de sus datos con las finalidades descritas en la  Política de privacidad