¿Cómo hacer un buen esquema?

¿Cómo hacer un buen esquema?

Un esquema es una herramienta que se utiliza para organizar las metáforas y las opiniones escritas sobre un tema o cuando se está desarrollando una tesis ya que permite tener un orden lógico sobre cada información que se está plasmando.

Los esquemas organizan los temas principales, subtítulos y cada detalle de apoyo. Tal es el caso por ejemplo de los escritores, que utilizan esquemas al escribir sus artículos para saber qué temas cubrir y en qué orden. Además cada esquema puede ser muy particular, puede abarcar información de manera detallada o muy general, de acuerdo a las necesidades de quien lo esté llevando a cabo.

¿Cómo escribo un esquema?

´¿Cómo hacer un esquema?

 

En primer lugar, para escribir un esquema necesitás conocer e identificar tu tema. Es necesario saber cuál es el tema para poder organizarlo de la mejor manera posible.

  • Decidí qué puntos te gustaría discutir durante tu presentación.
  • Colocá los puntos en orden lógico y numérico para que cada punto se conecte con tu punto principal.
  • Escribí posibles marcaciones entre párrafos para que luego los puedas organizar de una manera más fácil.
  • Recordá que tu esquema debe servir como una idea aproximada de cómo se desarrollará tu presentación no tiene que ser muy formal o exacto.

¿Cuándo debo escribir un esquema?

La redacción de un esquema puede realizarse en cualquier momento durante el proceso de una presentación. Aunque se usa más comúnmente antes de comenzar a escribir o hacer una investigación, este proceso también puede tener lugar durante o después de escribir su artículo para asegurarse de que sus puntos estén organizados y tengan sentido.

Pasos para elaborar un esquema correctamente

Antes de comenzar a elaborar tu esquema es importante que pases por las siguientes etapas:

  • Haz una lectura de reconocimiento: para comenzar a desarrollar el esquema de forma lógica, primero se debe tener presente toda la bibliografía que se quiera incluir. Desde los autores más principales hasta los conceptos que se añadirán en el desarrollo.
  • Escribe tu objetivo: es decir, tener presente cuáles serán los destinatarios de la presentación. Si es un informe formal o bien permite algunos ángulos más informales cuando los esté escribiendo. De esta manera, te será más fácil cuando tengas que volcar cada uno de los títulos dentro de su esquema.
  • Crea una lista de todos los puntos principales que deseas destacar: se debe destacar los títulos principales de los secundarios, y así sucesivamente. Cuando tengas armado este punto, el esquema surgirá por sí solo.
  • Organiza, revisa y elimina: ahora es el momento de organizar la lista de puntos. Averigua la estructura de tu artículo. ¿Funcionará bien como pasos numerados de cómo hacerlo? ¿Una lista? ¿En formato de ensayo estándar? Eche un vistazo a los puntos que ha anotado y comience a ponerlos en un orden lógico.
  • Verificá cada punto para asegurarte de que sea relevante para tu objetivo. Si se desvió del camino e incluyó información adicional que realmente no se ajusta al alcance de tu artículo, será mejor que la elimines.
  • Incluí segmentos de temas. Debajo de cada segmento de tema, aplicá una sangría e incluí los puntos que vas a discutir en cada párrafo. No tiene que ser demasiado específico aquí; todo lo que está buscando es la suficiente información para ayudarte a recordar a dónde vas y mantenerte organizado y encaminado.

Esquemas generales más utilizados

¿Cómo realizar un buen esquema?

 

A continuación, se ofrecen los esquemas más utilizados de manera general.

El tipo de esquema más común es un esquema alfanumérico o un esquema que usa letras y números en el siguiente orden:

  1. Números romanos:
    I, II, III, IV, V, VI, VII, VIII, IX, X, etc. Representan las ideas principales que se cubrirán en el documento en el orden en que se presentarán.
  2. Letras mayúsculas:
    A, B, C, D, E, F, G, H, I, J, K, L, etc.
    Representan subtemas dentro de cada idea principal.
  3. Números arábigos:
    1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, etc.
    Representan detalles o subdivisiones dentro de cada subtema.
  4. Letras minúsculas:
    a, b, c, d, e, f, g, h, i, j, l, m, etc.
    Representar detalles dentro de las subdivisiones.

Esquema con frases

Cada número romano (I, II, III, IV…) indica el comienzo de un nuevo párrafo. Entonces I. es la primera oración de la introducción, II. es la primera oración del primer párrafo del cuerpo, III. es la primera oración del segundo párrafo del cuerpo, y así sucesivamente.

Cada letra mayúscula (A, B, C, D…) indica un punto principal dentro de la estructura del párrafo. Entonces, en nuestra introducción, A. es el que atrae la atención, B. es otro que atrae la atención, C. describe un punto que hace que el tema sea personal y D. es la declaración de tesis.

Cada número arábigo (1, 2, 3, 4…) indica una oración o pieza de evidencia de apoyo para cada punto principal. Entonces, en el primer párrafo del cuerpo (II.), El punto A. es una declaración general que necesita algún apoyo adicional, por lo que 1. proporciona una declaración de hecho y la cita de dónde provino esa información. 2. proporciona otra oración con evidencia de apoyo, al igual que 3.

Conclusiones

Como se puede observar, existen muchos esquemas, su utilización depende de lo que se quiera mostrar.
Un esquema no es rígido, está ahí para guiarte, no para controlarte. Usted puede tomar desvíos conscientes, o cambiar las cosas en torno a medida que escribe.

Los esquemas son solo pautas, por lo que no deben parecer restrictivos. Y, sin embargo, te sorprenderá de cómo el simple hecho de crear uno le dará a tus artículos más estructura y los mantendrá enfocados y puntuales. Escribirás con más claridad y lo harás todo de forma más rápida y eficiente.

¿Cómo podemos ayudarte?

Te ayudamos a realizar un esquema

 

Si aún te quedan dudas de cuál es el mejor esquema que podés utilizar para desarrollar tu trabajo, no dudes en escribirnos. En Tesis y Másters contamos con un equipo especializado de profesionales que están capacitados para brindarte el apoyo necesario. Siempre es mejor contar con la ayuda de personal idóneo que permita fortalecer tu trabajo. Además trabajamos todas las áreas de estudio. Para tu tranquilidad todo el material que elaboramos está respaldado con informe antiplagio de Turnitin, uno de los sistemas más utilizados por las universidades del mundo.

No te quedes con la duda, podemos hacerte un presupuesto sin compromiso. Completá el formulario y a la brevedad sabrás de nosotros. 

Formulario
País de procedencia
Fuente de Posible cliente
Nombre*
Email*
Teléfono*
Tipo de Proyecto
¿Cómo podemos ayudarte?
Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, el tratamiento de sus datos con las finalidades descritas en la  Política de privacidad