¿Cómo hacer tu tesis trabajando?

¿Cómo se hace una tesis trabajando?

Si estás buscando consejos y recomendaciones para hacer tu tesis trabajando, llegaste al lugar indicado.

En primer lugar y como seguramente ya sabrás una vez que terminadas de cursar todas las asignaturas de tu carrera de grado o maestría, es necesario que te enfoques en un último desafío: la tesis. Es normal que sientas temor, nerviosismo o ansiedad al enfrentar este proceso. Pero con una correcta organización, el trayecto puede ser ameno y disfrutable, incluso si no cuentas con disponibilidad full time para dedicarle a esta tarea.

Empecemos por reconocer que es normal querer tener un trabajo o necesitarlo, aun cuando estás en la universidad. Sin dudas, esto demandará mayores esfuerzos de tu parte a la hora de cumplir con las obligaciones académicas, pero no son actividades incompatibles.

Es posible, que, si tenés que desarrollar la tesis al mismo tiempo que cumplir con tus jornadas laborales, las horas de dedicación se vean reducidas. Además, el tiempo que pasás en tu trabajo es tiempo que no estás en la universidad. Y, por lo tanto, el acceso a tus profesores es menor, no dispondrás de las bases de datos o libros de la biblioteca con la frecuencia que te gustaría tener y es normal que pierdas un poco el ritmo de estudio y de lectura.

Consejos para hacer tu tesis trabajando

¿Cómo hacer tu tesis trabajando?

Si estás en esta situación, no te preocupes, te vamos a ayudar con algunos tips y consejos para que el proceso de hacer tu tesis trabajando te resulte más sencillo.

1. Gestionar con tus jefes una flexibilización laboral.

Es importante que en tu trabajo estén al tanto del desafío académico que tenés por delante para que puedan entenderte. Esto no significa que vayas a incumplir con tus responsabilidades, pero sí que, en algún momento, tal vez puedas necesitar alguna flexibilidad de su parte.

Negociar con tus superiores una baja en las cargas laborales, sería de gran ayuda para que no termines tu día laboral muy agotado y puedas hacer tu tesis trabajando. Sin embargo, si esto no es posible, que al menos conozcan que harás uso de los días libres que te corresponden para defender tu proyecto o que podrías tomar tus vacaciones en algún período en el que necesites avanzar con prisa en tu investigación. El diálogo y la negociación son grandes aliados en el ámbito laboral.

Elegir un tema de tesis relacionado a tu trabajo

2. Elegir un tema de investigación relacionado con tu trabajo y/o empresa en donde trabajas.

Esta es una gran opción que podrías aprovechar para tener una relación directa al tema de estudio, disponer de más información y tener una vía de contacto continua para aclarar las dudas que surjan en el trayecto.

Además, te ayudará a conectar desde otro lugar con tu trabajo. Es posible que te vuelvas un especialista en los valores, misión y objetivos de la empresa en dónde trabajas, en los productos o servicios que ofrece, entre otros. Y, al mismo tiempo, pueda llevarte a un ascenso si en tu tesis proponés alguna mejora, el estudio de un nuevo mercado, desarrollo de un nuevo producto/servicio, etc.

3. Comunicarle a tu asesor o tutor de tesis tu situación.

Es conveniente que puedas ponerte en contacto con tu asesor, comentarle tu situación laboral, las horas que dispones para dedicarle al proyecto. Y que quede abierta una vía para poder notificarle en caso que te surja algún atraso con tus entregas.

Tu organización será fundamental

4. Crear un cronograma.

Es muy importante que puedas construir un cronograma de pasos, fechas y plazos asignados por tu programa o universidad. Con esto y con la definición de una cantidad X de horas al día para dedicarle a tu proyecto, lo próximo será que te obligues a cumplirlo.

A modo de ejemplo: si en el cronograma de tu universidad lo primero que debes realizar es la selección del área de interés, entonces dedícale tus horas asignadas a la lectura de los temas que te interesaría investigar. Hazlo hasta poder definir este espacio macro de la temática, comentarlo con tu asesor, recibir su feedback, consejos y correcciones. Y solo recién en este punto, pasar al siguiente objetivo, definición del tema de investigación. Si te salteas pasos, puede que te enteres muy cerca de la fecha de entrega establecida de alguna corrección que debas hacer y, como trabajas, no tengas tiempo de realizarla.

5. Organizar tiempos de lectura/escritura.

Es normal que el trabajo consuma tus energías y que lo último que quieras hacer cuando llegues a casa sea leer o escribir. Sin embargo, podés proponerte pequeños objetivos diarios para no colapsar.

En ese sentido, podés establecer una hora al día para realizar algo relacionado con tu tesis. Por ejemplo: durante esta hora podés leer un determinado número de páginas. Escribir lo que te sea posible, realizar alguna corrección que te hayan solicitado, buscar información, realizar alguna consulta a tu asesor, etc. Lo más importante, es que no acumules días en los que no hayas echo algo relacionado a tu investigación y pierdas la rutina de redactar tu tesis.

Aprovechá el tiempo libre para hacer tu tesis trabajando

¿Cómo hacer tu tesis trabajando?

 

6. Utilizar el tiempo libre en el trabajo para avanzar.

Como tu tiempo es tan reducido, cuando te encuentres con algún período de tiempo libre en tu trabajo, podrías aprovecharlo para avanzar en algo relacionado a tu proyecto.

Tiempo libre, no solo se refiere a tu horario de almuerzo (en el que probablemente necesites comer, descontracturar y relacionarte con otros). Sino también a los fines de semana, días festivos, vacaciones, etc. Si pudieras dedicar alguna hora de estos días a tu tesis, ayudaría a que puedas realizar algún avance.

7. Aplicar las correcciones indicadas por tu asesor con prontitud.

Con el objetivo de no estancarte mientras haces tu tesis trabajando, es muy importante que vayas realizando con celeridad las correcciones que requiera tu tutor. Es necesario que sepas que todos los tesistas cometen errores, no te bloquees cuando recibas el feedback de su asesor. Lo importante es que ataques esos errores de entrada y tu proyecto fluya.
Las correcciones forman parte del proceso y, en general, implican una mejora para tu proyecto.

8. No preocuparse por todos los aspectos de una tesis.

¿Esto que significa? Hay algunos aspectos que hacen a tu trabajo final, que no tienen que ver expresamente con el contenido. El citado, el estilo y la ortografía, son cuestiones que podés delegar a manos de expertos para no atrasarte ni estresarte.

Si has llegado a esta instancia final en tu carrera, con mucho esfuerzo y dedicación podrás conseguir tu objetivo. ¡No es imposible!

¿Necesitás ayuda con tu proyecto?

En Tesis y Másters tenemos como objetivo ayudarte a cumplir tu meta académica. Por esto creamos un servicio de asesoría profesional para estudiantes universitarios. Contamos con un equipo de más de 500 profesionales para todas las áreas, expertos en investigación y redacción. Si estás buscando ayuda para hacer tu tesis porque estás trabajando, podemos ayudarte.

Nos adecuamos a tus fechas de entrega y te aseguramos que como resultado obtendrás un trabajo de calidad, respaldado por informes antiplagio de Turnitin.

Pedí un presupuesto sin compromiso

No te quedes con la duda, completá el formulario y un asesor te contactará a la brevedad para darte un presupuesto sin compromiso.

Formulario
País de procedencia
Fuente de Posible cliente
Nombre*
Email*
Teléfono*
Tipo de Proyecto
¿Cómo podemos ayudarte?
Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, el tratamiento de sus datos con las finalidades descritas en la  Política de privacidad