¿Qué es un marco conceptual y cómo elaborarlo?

¿Qué es un marco conceptual y cómo realizarlo?

Si has llegado a leer este artículo, es muy probable que te estés preguntando, justamente, qué es un marco conceptual y cómo puedes realizarlo. ¡Te lo contamos!

En primer lugar,  el marco teórico es el apartado en el que se exponen las principales teorías y conceptos que sustentan tu investigación. En cambio, el marco conceptual se enfoca en justificar por qué debes realizar tu investigación. Describe un estado del arte, se identifican ciertos vacíos en la comprensión de la situación. También establece algunas líneas metodológicas para la investigación.

Sin embargo, es muy similar al marco teórico y, depende a qué autor se haga referencia, en muchas ocasiones se habla del marco teórico, el marco conceptual o marco referencial como sinónimos dentro de la investigación. Hay autores que, por ejemplo, establecen que el marco conceptual son justamente los conceptos que se insertan dentro de un marco teórico.

Por ejemplo, podemos pensar en las teorías de género como marco teórico, y pensar en la conceptualización del género, de feminismo o del patriarcado como conceptos que se insertan dentro de esta teoría. Por ende, diferenciar estos marcos es, en muchas ocasiones, una tarea bastante engorrosa. Como recomendación principal es que estés atento/a a tus tutores para que sepas qué diferencias realizan ellos. Puesto que, como te indicamos, hay quienes lo toman como sinónimos.

¿Cuál es la importancia del marco conceptual?

¿Qué es un marco conceptual y cómo elaborarlo?

 

Lo importante de esto es que realizar el marco conceptual, considerándolo como el apartado en el cual se desarrollan los conceptos y lineamientos claves de la investigación académica, es una tarea igual de engorrosa que el marco teórico. Pero, a pesar de ello, debe hacerse con esmero, pues al considerar que se compone de los conceptos claves, es una de las partes más importante de los trabajos de investigación. Entonces, antes de comenzar con su escritura, necesitas saber qué es, cuáles son sus características principales y cómo evitar los errores más frecuentes que se cometen a la hora de redactar este apartado.

Esto dejará muy claro (o se pretende) qué contenidos deben incluirse al momento de escribir el marco conceptual. De esta manera, en este artículo se presentarán los puntos y las características más importantes de dicho marco, junto con algunos consejos que te ayudarán en esta parte del proceso de redacción.

¿Qué es el marco conceptual?

Vamos a considerar, siguiendo a distintos autores, que el marco conceptual es un cuasi sinónimo del marco teórico. Pero que se centra en los principales conceptos de algunas teorías. Proporciona información sobre aquellas fuentes y autores que trabajan en el tema que se está abordando o se enfocan en la misma línea. Es por esto que le da a tu escritura una base científica y argumentada. El marco conceptual surge de la primera etapa de la investigación.

Esto significa que proviene de la idea o tema de tu elección y de la formulación de la problemática que motiva tu trabajo, y determinará también la metodología que se seguirá para cumplimentar los objetivos. Sin estos puntos delimitados previamente, se te dificultará la tarea de hacer la revisión bibliográfica pertinente que luego se conformará como el marco conceptual. Debes tener en cuenta que este marco debe responder a las preguntas y a los objetivos de tu investigación. Entonces, una vez que los tengas, recién allí puedes comenzar a leer y conformar este apartado.

¿Cómo elaborar el marco conceptual?

Este proceso de escritura empieza con un análisis de los conceptos que se desprenden del problema que vas a investigar, y continúa con la correspondiente exposición de las mismas. Por ejemplo, si tu objetivo es estudiar la calidad de vida de los docentes de determinada institución. Deberás conceptualizar qué es la calidad de vida, cómo se mide, cómo se define, cómo es generalmente la calidad de vida de los docentes, qué características tienen esos docentes en particular, qué características tiene la institución, etc.

También debes considerar los trabajos existentes que preceden a tu investigación, es decir, los antecedentes que conforman el estado de la cuestión: qué se ha dicho hasta el momento y cómo se ha abordado la problemática que has planteado. A grandes rasgos, como puedes observar, el marco teórico se refiere a todas las fuentes que te brindan información (científica, académica y teórica) sustentada sobre el tema y el problema en los cuales profundizarás.

La función central de esta parte es estructurar y hacer una selección pertinente y relevante de la información científica sobre el tema en el cual harás hincapié. Esto no solo te brindará el conocimiento y sustento científico necesario para tu trabajo, sino que también te ayudará a no cometer errores conceptuales durante tu investigación y desarrollo de la escritura. O, aunque sea, intentarás prevenirlos.

Actúa como un marco para indicar hacia dónde orientar tu redacción, y establece los conceptos que son de utilidad para interpretar posteriormente los posibles resultados del proceso. Permite centrarse en el problema para no desviarse de él y así orienta en la formulación y resolución de la hipótesis que puedes llegar a plantear. Así que te ayudará a descubrir nuevos conocimientos científicos que puedas aportar a tu área de estudio con un trabajo original, coherente y competente.

Resumiendo…

En resumen, un marco conceptual se va nutriendo a lo largo de tu proceso de investigación. A medida que organiza la información que has obtenido, se definen los conceptos y posibilita darle forma a aquello que estás tratando de lograr.
El marco conceptual generalmente involucra dos fases para llevarlo a cabo efectivamente.

Claves para realizar el marco conceptual correctamente

¿Qué es un marco conceptual y cómo elaborarlo?

En la primera etapa, debes delimitar los conceptos claves que se desprenden de la pregunta de investigación y los objetivos establecidos. Considerando información que responda a los mismos que se derive de fuentes veraces y confiables. Siempre seleccionado solo aquellas que son relevantes o que parecen ser útiles para el tema de indagación en el que has decidido trabajar. Los datos seleccionados deben extraerse siempre de forma cuidadosa y adecuada.

En otras palabras, debes utilizar criterios que te brinden información que te ayude a alcanzar los objetivos (el general y los específicos) de tu trabajo. Como recomendación, elige siempre los escritos más pertinentes para tu enfoque y que estén lo más actualizados posible. En segunda instancia, como investigador, debes poder posicionarte de manera crítica y única con respecto a las teorías y conceptos a los que haces referencia. Es decir, tu perspectiva debe definirse según tus criterios y que respondan a tus necesidades, sin tergiversar la información obtenida, claramente.

Utilizá las preguntas de investigación para guiarte

Si comenzás a confundirte en esta etapa de tu investigación, es importante que utilices las preguntas te han surgido al inicio de tu trabajo. Las preguntas de investigación que se plantean y desprenden del problema anteriormente delimitado. Ya que el marco debe responderlas y ayudarte a investigar aquellos aspectos de su investigación que aún no han sido resueltos.

Como se mencionó anteriormente, este marco tiene una sección dedicada a la búsqueda de antecedentes de investigaciones existentes que se conforman como el estado de la cuestión. Estos te ayudarán a analizar las similitudes y discrepancias con relación a la investigación que estás haciendo. No solo servirá para demostrar la singularidad y la relevancia de la investigación que estás proponiendo. Sino que también ayuda a garantizar que lo que está tratando de hacer aún no se haya desarrollado o lo esté mínimamente, por lo que necesita ser profundizado. Por consiguiente, permitirá establecer por qué es necesario llevar a cabo tu trabajo de investigación.

Partí de los conceptos más amplios

La información que se plasma en este marco está caracterizada por su naturaleza jerárquica. Comúnmente se parte de los conceptos más amplios o generales hasta los puntos más concretos. Debido a que debes categorizar las fuentes como primarias, secundarias o terciarias, siempre debes analizarlas por su confiabilidad, y prestar suma atención a de dónde se obtienen, cómo se obtienen y sus referencias (autores, lugar y fecha de publicación, entre otros puntos).

Asimismo, se debe prestar atención e ir anotando las referencias que luego incorporarás en el marco conceptual. Sean periódicos, películas, libros, artículos, entrevistas conferencias u otros materiales de investigación, es decir, artículos de todo tipo. Esto será una herramienta muy útil como investigador, puesto que todas las fuentes que utilices deben citarse correctamente. Para crear este marco, entonces, primero debes elegir los conceptos que consideres fundamentales y determinar en qué teoría se insertan.

Es útil resumir las referencias recopiladas, hacer comparaciones y generar etiquetas para ayudar a verificar o afirmar que son realmente útiles. Como característica importante, debes tener en cuenta que el marco conceptual no significa una secuencia de definiciones que se van enlistando o enumerando. Estos conceptos que vayas mencionando deben estar entrelazados, conectados, relacionados y formar un todo cohesivo y apropiado a tu trabajo.

Características del marco conceptual

Para resumir sus características, se puede decir que el marco conceptual consta de dos apartados, principalmente: los antecedentes o estado de la cuestión, y la fundamentación propiamente teórica o conceptual. La información contenida en el mismo está estructurada jerárquicamente de lo más general a lo más específica. Debe estar citado correctamente con fuentes referenciadas. La extensión, además, también debe ser adecuada. Es decir, se espera que un marco de este tipo tenga, como mínimo, unas 10 páginas, pero variará según la extensión total del trabajo que realices.

Para redactarlo es necesario seguir algunos pasos básicos: conocer la situación actual del tema, conocer en la mayor medida de lo posible los estudios que cubren el tema en el que estás indagando, y que seas capaz de identificar y priorizar los conceptos que te serán de utilidad. Debes prestar suma atención al tipo de lenguaje que usas para el escrito y demostrar el uso correcto los términos técnicos acordes a tu área de investigación, que sea consistente y coherente.

¡Tomá nota!

 

Es clave que no presente errores conceptuales y tampoco errores de tipografía, de formato, de ortografía o de sintaxis. Si es posible o necesario, también debes determinar los antecedentes históricos y el marco legal como otras maneras de sustentar tu trabajo. Los conceptos deben organizarse lógica y jerárquicamente. Esto hará que tu investigación sea más formal y mejor entendida. Evita ingresar información que no sea necesaria tanto como sea posible y enfócate en los datos y teorías que contribuyan realmente a la creación de nuevo conocimiento. Por lo tanto, la redacción debe ser lo más precisa, clara, coherente y concisa posible.

Todo lo que describas en el marco conceptual no debe dejar lugar a interpretaciones que se consideren contradictorias, a teorías ambiguas o a errores de cualquier índole.

El marco conceptual, entonces, va a depender en gran medida del tema en el que enfoques tu investigación y del trabajo que estés realizando o pretendes realizar. Esto significa que no será el mismo para disertaciones y trabajos finales de titulaciones, mucho menos para las tesis doctorales. Su alcance y su extensión son los elementos que mayor variabilidad presentan, aparte del tema y el enfoque. Por lo tanto, cuanto más largo sea tu marco conceptual, mayor énfasis hacemos en esta recomendación: es una buena idea dividirlo en secciones o bajo distintos epígrafes para que sea más fácil de leer y esté realmente organizado y con los elementos ordenados jerárquicamente.

No olvides citar las fuentes

Recuerda que toda la información y los datos que recopilamos deben estar identificados por sus autores y publicaciones para evitar ser considerado plagio. Esto sería un error muy grave para la redacción académica de cualquier tipo.

Como te hemos mencionado, la estructura del marco va a depender en gran medida de la investigación y del tipo de trabajo que tengas que hacer. Sin embargo, en general pueden resaltarse algunas secciones importantes. En este artículo también profundizaremos en cada una de ellas y te explicaremos qué son y cómo escribirlos. Antes de llegar al meollo del asunto, recuerda que la estructura y los elementos no están desarrollados como una suma de definiciones o conceptos aislados.

Cada parte debe ser interdependiente con la otra y estar conectada de acuerdo con instrucciones coherentes y apropiadas. No obstante, continuaremos con la estructura misma de este apartado, que se conforma como la base de todo trabajo de investigación. Un marco conceptual puede comprender, entonces, el estado del arte o de la cuestión o antecedentes (como prefieras llamarlo), la fundamentación, puede tener bases jurídicas y el contexto histórico.

¿Qué es un marco conceptual y cómo elaborarlo?

Funciones del marco conceptual

-De esta manera, se constituye como la base y el inicio de la investigación. Este marco cumple una serie de funciones, que es necesario que tengas en cuenta para su correcta realización: dirige, guía, organiza y orienta el proceso y trabajo de investigación.

-Apoya y justifica las interrogantes que nacen de la investigación, es decir, las preguntas que se formulan en relación con el objeto de la investigación y de las que surgen los objetivos (general y específicos) del trabajo.

-Establece los criterios útiles para interpretar y comprender el problema que está tratando de resolver.

-Permite identificar lagunas o equivocaciones conceptuales que puedan ir apareciendo en las teorías anteriores o trabajos de investigación previos, con el objetivo de corregirlos o evitarlos; define el propósito y el enfoque del trabajo de investigación.

-Responde a los objetivos y preguntas planteadas; la búsqueda de antecedentes o conformación del estado del arte o de la cuestión en un marco conceptual ayuda a construir un panorama sobre lo investigado. En este punto, este marco comienza a responder las preguntas planteadas en el inicio de la investigación.

-Estos supuestos también sirven para justificar la originalidad e importancia del trabajo de investigación que llevarás a cabo.

-Ayudan a encontrar lagunas en las investigaciones, problemas abiertos o que se han trabajado de manera muy limitada. A partir de este punto, podrá cerrarse la brecha y aportar nuevos conocimientos a tu campo de estudio, y es muy útil para organizar la información, de lo general a lo concreto.

Te ayudamos con tus proyectos académicos

En Tesis y Másters tenemos como objetivo ayudarte a cumplir tu meta académica. Por esto creamos un servicio de asesoría profesional para estudiantes universitarios. Contamos con un equipo de más de 500 profesionales para todas las áreas, expertos en investigación y redacción. Si estás buscando información acerca de cómo hacer la estructura de tu monografía podemos brindarte la asesoría que necesitás o hacerlo por vos.

Nos adecuamos a tus fechas de entrega y te aseguramos que como resultado obtendrás un trabajo de calidad, respaldado por informes antiplagio de Turnitin.

Pedí un presupuesto sin compromiso

No te quedes con la duda, completá el formulario y un asesor te contactará a la brevedad para darte un presupuesto sin compromiso.

Formulario
País de procedencia
Fuente de Posible cliente
Nombre*
Email*
Teléfono*
Tipo de Proyecto
¿Cómo podemos ayudarte?
Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, el tratamiento de sus datos con las finalidades descritas en la  Política de privacidad
¿Cuál es la estructura de una monografía?

¿Cuál es la estructura de una monografía?

Si has llegado a leer estas palabras es porque probablemente estás buscando cómo es la estructura de una monografía, porque no tienes muy en claro cómo comenzar. Es por ello que un buen punto de partida es conocer qué es y qué tipos de monografías existen. En este post te lo contamos todo.

¿De dónde proviene el término monografía?

La palabra monografía se originó a partir de dos vocablos: monos, que significa único, y grapho, que se traduce como escritura. Además, está el sufijo ía. El sufijo ía se usa sustantivos abstractos que expresan una relación entre la palabra con la raíz originaria y principal. Esto implica, entonces, que la monografía es la escritura de un artículo sobre un solo tema.

Una monografía es una descripción o un artículo muy especial sobre una parte de la ciencia o un caso específico mencionado en un tema de investigación. Como objetivo principal, con la monografía se busca difundir los resultados de una determinada investigación de manera objetiva. Su realización implica la presentación de un tema de investigación específico.

En otras palabras, se constituye como un documento escrito cuya función es proporcionar información adecuadamente demostrada sobre un tema en particular. Son textos, generalmente bastante amplios, en los que el investigador logra llegar a conclusiones finales muy relevantes sobre la investigación que ha realizado. A partir de las cuales se desprenden elementos novedosos al campo de investigación.

Las monografías suelen ser, entonces, investigaciones académicas, que utilizan datos muy extensos. Tanto para estudios en secundaria y preparatoria como para estudios universitarios para que puedan obtener un título en la profesión elegida.

Estructura general de una monografía

Estructura general de una monografía

 

La estructura general de una monografía suele ser la siguiente:

-Portada: título, autor, a quién se presenta, asignatura a la que pertenece, facultad o escuela, ciudad y fecha.
Índice: títulos y los subtítulos y los números de páginas.
-Introducción: tema, propósito, justificación de la elección del tema, lo que se busca demostrar u objetivos.
-Cuerpo o desarrollo: es, justamente, donde se procede al desarrollo y exposición del tema.
-Conclusión: se resume brevemente la investigación pero sin colocar nuevos datos, y se realiza una opinión de tipo personal o crítica.
-Bibliografía: debe contener todas aquellas obras que se han consultado, organizada según los datos de referencia (autor, título, año de publicación, ciudad de la edición del libro, entre otros datos).

Como puede ver, la monografía tiene una estructura simple. Portada, índice, introducción, desarrollo, conclusión, referencias y apéndices o anexos según sea necesario. Este es el primer punto que tienes que considerar al escribir una monografía. En otras palabras, es una estructura que hay que respetar.

Rasgos específicos de la estructura de una monografía

La portada debe incluir información de identificación tuya y de la organización, institución o centro de estudios al que perteneces. También, debes especificar el título de la monografía, que tiene que ser específico y contundente. Luego se define el índice que refleja la estructura.

La introducción, de 2 a 3 páginas, describe los principales problemas y temas, los objetivos y los métodos de recopilación de información. El desarrollo del escrito está organizado en distintos apartados o secciones, que a menudo van de lo general a lo concreto. Es muy importante que las secciones sean lógica y sistemáticamente interdependientes para otorgarle la necesaria unidad al estudio. Las conclusiones también deben incluir algunas opiniones personales que surjan del proceso de presentación de las principales ideas cubiertas por el trabajo y de reflexión y análisis de la investigación que se llevó a cabo.

También debes indicar en qué medida se lograron los objetivos establecidos y la contribución de los conocimientos aportados por la monografía. Finalmente, la bibliografía enumera todas las fuentes utilizadas en el trabajo. La información completa de cada fuente debe organizarse de acuerdo con el estilo que utilice (APA, Harvard, Vancouver, MLA, etc.) y debe estar ordenada alfabéticamente.

Suele conformarse, entonces, por tres partes principales (introducción, desarrollo y conclusión) y se caracteriza por ser descriptiva, exploratoria, un estudio exacto y preciso, con un objeto de estudio bien delimitado y único, tiene un carácter documental, utiliza revisión bibliográfica (a veces también trabajo de campo), puede ser verificada con relación a los datos obtenidos y fuentes utilizadas, presenta el tema de manera novedosa y, además, es un texto claro, conciso y coherente.

Existen distintos tipos de monografías. A continuación te detallaremos algunos de ellos, para que puedas decidir desde dónde enfocar tu escrito y bajo qué criterios.

Tipos de monografía

-Compilación: en estas monografías el investigador redacta la el texto de manera crítica, por lo que debe tenerse un nivel de comprensión muy alto sobre la temática y una visión crítica para luego expresar su postura personal sobre el tema.

-Investigación: aquí se trata un tema novedoso y poco explorado, para luego proceder con una investigación de mayor envergadura.

-Análisis de experiencia: se basan en las vivencias y experiencias del autor o investigador. En este tipo de monografías se busca describir una experiencia personal que ha sido realizada con fines de investigación. Se la compara con algunas similares ya hechas para que, por último, puedan desprenderse las conclusiones. Dichas monografías se llevan a cabo con frecuencia en las titulaciones que tienen prácticas específicas, como la medicina, y suene realizarse cuando el investigador ya tiene experiencia en dicha práctica. Se analizan las experiencias y se analizan las conclusiones estableciendo comparaciones, las cuales se presentan en informes finales.

– Científica: la monografía es de esta índole cuando los temas que toca en su investigación están relacionados con las ciencias.

-General: este tipo de monografía analiza cualquier tema para la investigación, siempre que despierte interés y sea relevante.

-Periodística: en líneas generales, se centre en estudiar temas filosóficos y de ética en relación con el periodismo de investigación, el cual se dedica a informar sobre el funcionamiento o fallos de algún sistema en particular. En otras palabras, se basa en la búsqueda sistemática de cierta problemática y su posible solución.

¿Cuál es la extensión de una monografía?

¿Cuál es la estructura de una monografía?

 

La extensión media de una monografía es de 30 a 50 páginas, pero puede variar dependiendo el tipo y enfoque del tema. Entre estos aspectos, una monografía suele ser el resultado de una búsqueda bibliográfica para abordar temas investigados sistemáticamente y muestra solo la información recopilada. Puede presentarse como un trabajo controvertido, argumentativo, ejemplar, descriptivo o descriptivo, como se ha mencionado al hacer referencia a los tipos existentes.

De esta manera, las monografías son una de las mejores opciones para exponer información de alta calidad, analizar y organizar información y desarrollar la capacidad de comprender cómo pueden analizarse temas bien definidos. Se trata de una especie de actividad cognitiva y mental, que significa reafirmar el conocimiento y los saberes propios a partir del cual comienza la necesaria recopilación de información.

Una vez expuesto todos estos puntos necesarios para que conozcas qué es una monografía y todo sobre su estructura, contenido y características, te detallaremos a continuación algunos aspectos o pasos que te recomendamos aplicar para poder elaborar una monografía de manera coherente y correcta, es decir, que sea adecuada a sus características que la conforman como un escrito tan particular.

Consejos para elaborarla correctamente

-Intenta seleccionar un tema de tu interés (para amenizar la redacción) y defínelo concretamente.

-Redacta o has un esquema sobre la estructura del trabajo, para luego ir desarrollando los puntos de interés.
-Busca y recopila información que se adecúe a lo que quieres exponer.

-Realiza una selección crítica de la información que se corresponda con la estructura preliminar y que responda a la temática elegida.

-Si por esas casualidades has realizado modificaciones en el tema o enfoque, deberás reorganizar las secciones que conforman la estructura.

-Una vez que tengas la información y la estructura, realiza un escrito borrador.

-Corrige la monografía y pule la escritura para que se corresponda al estilo académico y a la estructura de la monografía, según el tipo que tengas que desarrollar.

-Revisa el escrito y presta suma atención a la ortografía, a las citas bibliográficas, al formato, etc.

-Edita la versión preliminar para enviarla a tu tutor, de ser posible.

-Una vez aprobada, realiza los ajustes necesarios y prepara la versión final.Además de estos diez puntos sumamente importantes que te hemos mencionado, te sugerimos que tengas en cuenta las siguientes cuestiones:
-El tema que elijas para la escritura de tu monografía no debe ser demasiado amplio o general. Por el contrario, debe estar centrado y focalizado en un punto.

Cuanto más claro y preciso sea el objeto de estudio, mejor enfocada estará la bibliografía y más específica será la problemática a solventar. Basado en el material y bibliografía disponible, el argumento de la monografía debe ser realista y concreto.

Otras recomendaciones

-Te recomendamos que, con el más alto rigor científico y jerarquizando de la mayor a la menor relevancia, lleves a cabo una revisión o búsqueda bibliográfica completa y actualizada. Es decir, con los últimos trabajos de investigación desarrollados en el área de estudio en el que se centra tu monografía.

-En la introducción debes explicar clara y concisamente el propósito de tu escrito. Esto te permitirá también delimitar el enfoque y llamar la atención de los lectores, como así también les permitirás a estos determinar si la temática que abordarás les parece o no de interés o relevancia.

Te recomendamos también preparar un guion del tema o una tabla de contenido. Para las monografías, debes hacerlo tú mismo con tus propios criterios, ya que no se da una organización restrictiva. La regla general es crear un índice desde el estándar general al estándar específico. Esto te ayudará a organizar la escritura y determinar qué es lo más relevante.

-Investiga, evalúa y sintetiza toda la información y los datos que hayas recopilado, de forma integral y crítica. No se trata de acumular información y sintetizarla de manera organizada y nada más, sino que debes integrarla y analizarla de manera que se vaya interrelacionando y responda al objeto de investigación.

Saca conclusiones sobre lo verificado y estudiado, y señala aquellas posibles líneas de investigaciones futuras que se abren o dejan expuestas con tu escrito.

En resúmen…

¿Cuál es la estructura de una monografía?

 

Para ir cerrando este artículo sobre la monografía, te dejaremos algunas consideraciones finales sobre el formato. Como podrás ver, las pautas de presentación suelen ser muy comunes, pues responden a formatos estandarizados. No obstante, te recomendamos que revises las pautas de tu centro de estudios para corroborar si existen especificaciones sobre el formato, para no caer en errores o equivocaciones que son fácilmente evitables.

Como se mencionó anteriormente, generalmente no excede las 50 páginas. La tipografía que se utiliza es típicamente Times New Roman o Arial, con un tamaño de 11 o 12 puntos y un interlineado de 1,5 cm. Te recomendamos que ingreses un resaltado o coloques cursiva cuando usas palabras en un idioma extranjero, pero que trates de evitarla a no ser que sea sumamente necesario. El texto se encontrará en formato normal, y los títulos y subtítulos pueden estar en negrita.

Te ayudamos con tus proyectos académicos

En Tesis y Másters tenemos como objetivo ayudarte a cumplir tu meta académica. Por esto creamos un servicio de asesoría profesional para estudiantes universitarios. Contamos con un equipo de más de 500 profesionales para todas las áreas, expertos en investigación y redacción. Si estás buscando información acerca de cómo hacer la estructura de tu monografía podemos brindarte la asesoría que necesitás o hacerlo por vos.

Nos adecuamos a tus fechas de entrega y te aseguramos que como resultado obtendrás un trabajo de calidad, respaldado por informes antiplagio de Turnitin.

Pedí un presupuesto sin compromiso

No te quedes con la duda, completá el formulario y un asesor te contactará a la brevedad para darte un presupuesto sin compromiso.

Formulario
País de procedencia
Fuente de Posible cliente
Nombre*
Email*
Teléfono*
Tipo de Proyecto
¿Cómo podemos ayudarte?
Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, el tratamiento de sus datos con las finalidades descritas en la  Política de privacidad
Los mejores correctores en Inglés para tus proyectos académicos

¿Buscás un corrector gramatical en Inglés?

¿Estás buscando un corrector en Inglés? Continuá leyendo que en este post te vamos a contar cuales son los mejores para que todos tus proyectos académicos cumplan con el estándar de calidad.

En primer lugar tenés que saber que la mala gramática está en todas partes. Pero no tiene por qué ser así y  no es necesario tener un título en Inglés para asegurarse de que su gramática esté a la par. Entonces, ¿Qué herramientas podés usar para revisar tu escritura y corregir tus errores gramaticales?

A continuación se muestran diferentes selecciones, en donde se comparan versiones, aplicaciones o versiones de escritorio gratuitas y/o pagas.

Los mejores correctores en Inglés para tus trabajos

El mejor corrector gramatical en Inglés para tus trabajos

 Grammarly

Es sin dudas el mejor software de corrección gramatical completo. Cuenta con:

-86% de precisión del 86%.
-16+ mil millones de bases de datos.
-150k + límite de palabras.
-Incluye soporte de plagio.
-Responde en una hora.

Lo bueno de Grammarly es que es extremadamente fácil de usar para mejorar tu estilo de escritura y estructura de oraciones. Simplemente tenés que copiar y pegar e inmediatamente comenzarás a obtener resultados. El corrector gramatical de Grammarly también se encuentra entre los más sofisticados. Capta muchos de los pequeños detalles que a menudo se escapan por las grietas, como la voz pasiva. La redacción en línea debe ser nítida y concisa. Su función de concisión ayudará a simplificar las oraciones y reducir las redundancias.

Lo malo es que ningún corrector gramatical ofrecerá una precisión del 100%. Grammarly es el más preciso, pero todavía hay algunos problemas de vez en cuando. Por ejemplo, en este caso, la oración debería haber leído «tu» en lugar de «eres». Grammarly no admite documentos multilingües, solo admite Inglés.

ProWritingAid

-Tutor de escritura integrado.
– Puntuaciones de precisión del 62%, 73%, 52%.
– Millones en la base de datos.
– Compatible con Scrivener.
– Soporte de plagio incluido.
– $ 4.16 / mes (mejor valor).

Se integra con casi todos los dispositivos que desees. El editor basado en web es asombroso. Tienen aplicaciones de escritorio para Windows y Mac. Además, tienen extensiones de navegador gratuitas para Chrome, Safari y FireFox. la extensión de Chrome fue extremadamente fácil de usar.

Desafortunadamente, la versión gratuita de ProWritingAid limita muchas de estas hermosas funciones avanzadas resaltadas anteriormente. Solo obtiene 19 informes y 500 palabras a la vez. Por lo tanto, es probable que desees actualizar lo antes posible. (La buena noticia es que los planes pagados son económicos).

Writer

Lo que distingue a Writer de cualquier otro corrector gramatical es la capacidad de establecer tus propias reglas de guía de estilo. Podés decirle qué estilo y tono usa, qué hacer y qué no, acrónimos comunes, preferencias de idioma de género, formalidad y un montón de otras cosas. Lo malo de Writer es que si utilizas Firefox, Safari o cualquier otro navegador que no sea Chrome, no podés utilizar Writer. Lo mismo ocurre con los editores de documentos sin conexión que no sean Word, como Pages, Open Office, etc.

Otras opciones de correctores en Inglés

¿Necesitás un corrector gramatical en Inglés?

 WhiteSmoke

-Mejor corrector gramatical multilingüe (55 idiomas).
-Funciones del tutorial de escritura Funciones del tutorial.
-Sistema preciso (80% de 86%).
-Disponible en varios dispositivos.
-Traductor multilingüe (55 idiomas).
-Aplicaciones fáciles de instalar.

Cuenta con una gran cantidad de funciones de escritura adicionales, similar al ‘tutor de escritura’ ProWritingAid. Eso incluye todo, desde verificar errores gramaticales y corregir el plagio, hasta tutoriales en video para ayudarlo a convertirse en un mejor escritor. Sin embargo, la aplicación de escritorio WhiteSmoke tiene algunas restricciones limitadas, desafortunadamente. Solo podés verificar hasta 10,000 caracteres a la vez. Eso significa que si estás tratando de revisar un contenido extenso, es posible que deba dividirlo en secciones. De lo contrario, deberás iniciar sesión en la versión basada en web.

 Ginger

-Corrector gramatical económico.
-Más de 60 traducciones de idiomas.
-Uso Premium ilimitado.
-Se instala en muchos dispositivos.
-Fácil de instalar y de usar.

Una ventaja de Ginger es una herramienta veloz y ofrece soporte para más de 60 idiomas. Esto lo convierte en una de las mejores opciones para escritores y estudiantes internacionales. Por otro lado, la mayor desventaja de Ginger no está necesariamente relacionada con la gramática. Sin embargo, no ofrecen ningún comprobador de plagio ni soporte.

¿Por qué es tan importante usar el corrector en Inglés?

La revisión gramatical es importante para la exactitud y la calidad del contenido. Un corrector gramatical ideal garantiza que su contenido esté libre de todos los errores gramaticales. Es accesible en algún software y si no; podés comprar correctores gramaticales de forma independiente.

El corrector gramatical para oraciones está cargado con la ortografía correcta y los errores comunes. El software del corrector en Inglés te indica la utilización de una estructura de oración inexacta. La mayoría de las veces, resulta con una disposición interesante de su uso gramatical incorrecto que le ayuda a corregir todos sus errores de puntuación.

Podemos ayudarte con la redacción, revisión y corrección de tu proyecto en Inglés

En Tesis y Másters tenemos como objetivo ayudarte a cumplir tu meta académica. Por esto creamos un servicio de asesoría profesional para estudiantes universitarios. Contamos con un equipo de más de 500 profesionales para todas las áreas, expertos en investigación y redacción. Si estás buscando información acerca de como revisar la gramática de tu proyecto en Inglés podemos brindarte la asesoría que necesitás o hacerlo por vos.

Nos adecuamos a tus fechas de entrega y te aseguramos que como resultado obtendrás un trabajo de calidad, respaldado por informes antiplagio de Turnitin.

No te quedes con la duda, completá el formulario y un asesor te contactará a la brevedad para darte un presupuesto sin compromiso.

Formulario
País de procedencia
Fuente de Posible cliente
Nombre*
Email*
Teléfono*
Tipo de Proyecto
¿Cómo podemos ayudarte?
Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, el tratamiento de sus datos con las finalidades descritas en la  Política de privacidad