Contáctanos

Tesis doctoral

Descubrí los secretos para una tesis doctoral exitosa

Ya obtuviste tus títulos de grado y algunas maestrías, pero ahora quieres dar un paso más y llegar al título máximo: el Doctorado. En este artículo, explicamos cómo estructurar una tesis doctoral y lo que necesitas.

Comenzá con una base sólida

La tesis doctoral consiste en el máximo grado de la educación superior. Por lo tanto, resume el recorrido de lo aprendido dentro de un campo de saber propio, con un grado de especificidad aún mayor que los trabajos finales anteriores. En este caso, el doctorando debe llevar a cabo un proyecto de investigación del cual extraer conclusiones, contribuyendo a la creación de nuevo conocimiento. Para llegar a esta instancia, es necesario un título de licenciatura, y en muchos casos una especialización o una maestría.

Elegir el tema adecuado: consejos para seleccionar un tema que resalte

La tesis doctoral consta de una dedicación exclusiva, que busca generar conocimiento nuevo en un área muy específica. Por eso, la elección del tema es muy importante. Algunos investigadores optan por ahondar en sus temas de licenciatura o maestría para continuar con su profundización o darle un punto de vista nuevo. 

La duración de una tesis doctoral puede llevar años, por lo que el tema de investigación debe despertar el interés suficiente para que no genere abandono ni cansancio. Por lo tanto, el tema debe permitir la continuidad de la investigación, ya que demandará mucho tiempo, es decir, debe ser factible de ser llevado a cabo. Además, es fundamental prever los recursos necesarios para investigar ese tema.

Objetivos claros: establece metas alcanzables y relevantes para tu investigación

Al igual que en otros trabajos, es preciso determinar objetivos generales y específicos. Los objetivos generales (pueden ser uno o dos) sintetizan el problema de investigación y delimitan el tema, presentando un enfoque amplio. De allí se desprenden los objetivos específicos, los cuales detallan los procesos necesarios para la realización del trabajo de investigación. Los objetivos deben ser:

  • Alcanzables.
  • Factibles de ser medibles.
  • Ser concretos y claros.
  • Presentar relevancia para el área de estudio.

Estrategias efectivas para desarrollar tu tesis

Una tesis doctoral es un trabajo arduo y demandante, pero puede ser más fácil teniendo en cuenta:

Metodología de investigación: aprende a elegir y aplicar la metodología correcta

Un doctorando es alguien que ya está familiarizado con las metodologías de investigación, por lo que sabe de qué se trata. Como sucede en un TFG, la tesis doctoral necesita responder al “cómo” estableciendo un marco metodológico. La metodología dependerá del tema: puede ser cualitativa, cuantitativa o mixta. Esto va de la mano con los instrumentos de recolección de datos.

Organización y planificación: consejos para mantener tu tesis bien estructurada y en el camino correcto

En primer lugar, el doctorando se debe concentrar en el tema y problema de investigación. Muchos optan por retomar líneas investigativas de otros trabajos: en este sentido, es importante delimitar su alcance.

Es importante estructurar la tesis desde el principio para organizar cada entrega parcial con los tutores y de esta forma ir completando cada segmento. Algunas preguntas iniciales son: ¿Qué quiero conocer? ¿Para qué quiero producir ese conocimiento? ¿De qué modo será construido el objeto de estudio?

Hacé que tu tesis destaque

Presentación y estilo: cómo asegurarte de que tu tesis sea atractiva y profesional

Al igual que en el TFG, en una tesis doctoral no hay que descuidar la presentación: las secciones deben estar presentadas en orden y cumplir con los requisitos que exige cada universidad. En general, la estructura es: Título y subtítulo / Introducción / Estado de la cuestión / Problema de Investigación /Objetivos / Preguntas de Investigación / Hipótesis o argumentos centrales / Marcos teórico / Metodología / Bibliografía / Anexo.

Preparación para la defensa: técnicas para presentar tu trabajo con confianza y claridad

Llega la hora de la defensa, estás nervioso y no es para menos: es hora de demostrar el trabajo académico fruto de años de investigación. Para una defensa exitosa, es importante hablar de forma clara y concisa, además de estar preparado para las preguntas que puedan hacer los oyentes. 

La defensa se puede apoyar en una presentación visual, que puede constar de un orden como este:

  • Iniciar explicando las razones de la investigación y su importancia.
  • Describir la metodología.
  • Explicar el desarrollo y los resultados obtenidos.
  • Comentar las conclusiones y su relación con la revisión inicial de la literatura.
  • Formular aportes.

Obtené la asesoría expertise que necesitás

Servicios de asesoramiento: descubrí cómo podemos ayudarte a brillar

¿Tu tesis doctoral está en pausa o no sabés cómo seguir? Podemos ayudarte. En Tesis y Másters somos expertos en corregir, asesorar y redactar tesis doctorales.

Comenzá tu viaje hacia el éxito: contacta con nosotros para una consulta gratuita.

Podés contactarte con nosotros, vía WhatsApp o rellenando el formulario.